La Actual Crisis Energética en México y lo que Sucedió

no-banner
febrero 20, 2021

Debido a la ola de frío que está golpeando el sur de Texas, que ha causado un impacto significativo en la infraestructura de gas y electricidad, dejando a millones de usuarios en condiciones precarias tanto en México como en Estados Unidos. Como tal, surge una pregunta interesante, ¿por qué la infraestructura actual no estaba lista para un evento como este?

Por el lado de Texas, el problema fue una mala planificación por parte de ERCOT, operador del mercado eléctrico de Texas, que no previó un evento tan extremo. Esto se agravó por al menos 14GW de generación térmica fuera de línea para el mantenimiento y alrededor de 16GW de generación térmica que se desconectó debido a la infraestructura congelada y el viento bajo. Esta disminución significativa de la capacidad disponible condujo a apagones graduales para satisfacer la demanda.

Los problemas de infraestructura en México están relacionados con la no construcción de capacidad de almacenamiento de gas, esto para compensar cualquier reducción en los flujos desde Estados Unidos y proporcionar alivio al mercado. Además, el CENACE ha tenido la misma falta de una planificación adecuada que ERCOT, teniendo así que impedir este tipo de escenarios. Por último, la percepción de que la CFE carecía de una estrategia de cobertura adecuada para fijar un precio del gas ha tenido de alguna manera un impacto significativo en la capacidad de la empresa estatal de servicios públicos para proporcionar suficiente capacidad de generación al mercado, ya que la falta de generación de gas CFE no podía ser compensada totalmente por las plantas generadoras de carbón y petróleo.

A nivel macroeconómica, la manera de mitigar el impacto de este tipo de eventos extremos en México es:
– Tener una mezcla de generación equilibrada y capacidad a través de México;
– Construir infraestructura de almacenamiento de gas.
– Tener una inversión adecuada en la transmisión y distribución para reducir el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos

Desde el punto de vista de los consumidores, estos eventos subrayan la importancia de evaluar las capacidades de autogeneración a través de instalaciones y baterías solares en los tejados, así como tener una buena comprensión de sus contratos de suministro, sus derechos y obligaciones en este tipo de eventos. Por último, es importante que los usuarios finales tengan una comunicación fluida con sus proveedores, para tener una visión clara de las acciones de estos y cómo esto puede afectar a su suministro.

Por último, eventos como esta «gran congelación» subrayan la importancia de contar con programas, y políticas de planificación adecuados para la gestión de riesgos. Los fenómenos meteorológicos extremos ocurren con más frecuencia y son más graves debido al cambio climático.

Top